Gracias a nuestra excelente ubicación podemos educar al perro combinando un entorno urbano, con la proximidad de la playa o montaña.

En AULACAN trabajamos en un ambiente cotidiano, ya sea en el campo o en la ciudad, en donde tengamos coches circulando, ruidos, niños paseando, otros perros o gatos, etc.

En definitiva, que el animal reciba infinidad de estímulos para que pueda responder en cualquier situación.

Nuestras clases se imparten en un ambiente seguro y controlado por profesionales.

Adiestramiento a domicilio

Está dirigido a propietarios que tengan dificultades de desplazamiento, no puedan adaptarse a los horarios de cursos en grupo o aquellos que demanden una atención más personalizada en su hogar, nos desplazamos a domicilio para adiestrar al perro con sus propietarios y en el entorno donde vive.

Los propietarios podrán entender y comprender todas las técnicas, métodos y consejos, que se apliquen en cada una de las situaciones, dependiendo de los comportamientos de su perro.

Se emplearan las mismas técnicas y sistema que en el adiestramiento en grupo pero más enfocado hacia el entorno social del perro, ya sea el interior del domicilio o por donde realice los paseos con el propietario.

Las sesiones prácticas se desarrollan: el 80% sus propietarios y el 20% el educador, para los casos en los que se necesite hacer práctico un comentario o técnica o para garantizar el comportamiento del perro si sus propietarios no puedan controlarlo.

Clases en grupo

Las clases en grupo están dirigidas a todo los propietarios cuyos perros precisan de un aprendizaje en grupo, en el que se socializarán con otros perros en un ambiente seguro y con infinidad de estímulos (coches circulando, ruidos, niños paseando, otros perros o gatos, etc.)

También está destinado a perfeccionar el adiestramiento personalizado y, asimismo a compartir aficiones comunes entre el propietario y su perro.

El aprendizaje será siempre amable y estimulante, provocando en el perro rápidos cambios positivos.

Salidas a la montaña y playa

Estar en contacto con la naturaleza produce en nuestras mascotas un efecto psicológico positivo impresionante. Estando en su entorno, juegan, hacen ejercicio y se relacionan, al mismo tiempo, sus propietarios se contagian de esa energía positiva fortaleciendo la relación con su perro.

Por ello los grupos de adiestramiento se imparten en un entorno natural envidiable como la propia montaña gallega, sin estar encerrados en ningún tipo de campo de entrenamiento.

También existe la posibilidad de realizar excursiones a la playa situada a menos de 2 Km, en la que el disfrute del perro y la relación con su propietario pasarán a ser inolvidables.

Clases personalizadas

AULACAN ofrece el sevicio de clases personalizadas en el que el propietario podrá comprender el porqué del comportamiento de su perro y como actuando de una manera u otra se producen distintas reacciones.

A partir del momento en el que se entiende el origen de su comportamiento se comienza a trabajar en las correcciones necesarias y las reglas básicas de respeto y obediencia.

En estas clases aprenderás a disfrutar de tu perro, ya que al comenzar a comprenderlo disfrutarás mucho más de su compañía y él de la tuya.

Se emplearán las técnicas, sistemas de aprendizaje y métodos que necesite cada perro en cada situación, raza, edad, rasgos de carácter, temperamento... y características individuales dando la información necesaria a los propietarios para la aplicación del adiestramiento.

Objetivos del adiestramiento

Modificación de conducta

En AULACAN analizamos al perro y a su propietario para conocer los hábitos y conductas inadecuadas, así posteriormente tener una evaluación y pasar a modificar esa mala conducta.

Tratamos todo tipo de fobias, agresividad, ansiedad, inseguridad, estereotipias y cualquier conducta indeseada que se pueda presentar en la convivencia con nuestro perro.

Uno de los fenómenos más comunes que ocurren en el comportamiento del perro en casa es la conducta que éste adquiere frente a estímulos diversos. En la vida urbana es imprescindible que nuestro compañero tenga un comportamiento acorde con el medio en que se desarrolla y a su vez tenga una buena convivencia con su grupo familiar.

Gracias a el exclusivo Sistema de Adiestramiento N.R.P, certificado por la prestigiosa Facultad de Veterinaria de Hannover, podemos garantizar un porcentaje de éxito muy elevado, sobretodo en la educación de perros problemáticos.

Los síntomas más comunes

Perros dominantes: se puede presentar en gran parte de las acciones con sus propietarios, como puede ser mandando permanentemente, ya sea en el hogar o en el paseo.

Ansiedad por separación: Se suele manifestar al no comprender el perro la ausencia de sus dueños, destrozando mobiliario, ladridos excesivos o rompiendo su conducta higiénica.

Conducta agresiva: Redirigida principalmente hacia otros perros o personas. Muchos de estos comportamientos son producto de una reacción a su entorno y a los estímulos que recibe.

Miedos y fobias: Situaciones sin riesgo para el perro que pueden ser percibidas por él como una agresión. Miedo a personas, ruidos o movimientos inducen al perro a una búsqueda de protección o perdida de control.

Mala conducta higiénica: Se produce por diversas razones como reacciones al entorno, actitudes de sus propietarios, temor o otras formas de conducta.

Hiperactividad: se presenta con frecuencia debido a ansiedades e inestabilidades.

Estereotipias: se manifiestan cuando el perro se enfrenta repetidas veces a un conflicto o conducta producida por un nivel alto de excitación, unido a la incapacidad del mismo para poner fin a esa excitación. Perseguir su propia cola hasta mordérsela, ladrar obsesivamente o perseguir sombras son unos de los síntomas más comunes.

Preadiestramiento y socialización de cachorros

La estimulación temprana y su buena socialización desde el primer día ayudarán a moldear el carácter del cachorro, siendo a la larga muy beneficioso para él y sus propietarios.

La socialización del cachorro la conseguiremos exponiéndole a estímulos hasta el momento desconocidos para él y que le creen distintas sensaciones, tales como enfrentarse a escenarios nuevos, que reconozca ruidos, otros perros, situaciones cotidianas novedosas, etc. y siempre respetando su naturaleza y cariño al máximo.

En AULACAN seguimos estas pautas y de esta forma nuestro cachorro aprenderá a respetarnos y obecedernos, a relacionarse con otros animales y asumirá las normas de convivencia de nuestra familia.

Asimismo le enseñaremos a no ser agresivos, a tener unos hábitos de higiene, no tirar de la correa, acudir a la llamada, etc. y lo más importante, será el propietario el que aprenda realmente a no crear malas costumbres a su cachorro, para que el día de mañana se respeten mutuamente.

Copyright© Aulacan® | 79316501N
Todos los derechos reservados. Prohibida copia total o parcial de cualquier contenido.
Diseño | alvaromelado.es